Mente

El perdón

Empezaremos definiendo que es la codependencia y como se relaciona con el perdón. La codependencia se presenta cuando una persona tiende a ocuparse de todos menos de ella, tiene una inseguridad enorme, autoestima deteriorada. Son personas que constantemente están buscando la aprobación, personas que creen que el amor debe de ganarse y que por lo tanto no son merecedoras de él. La codependencia es la incapacidad de poder interrelacionarte de manera positiva en cualquier relación, cuando una persona permite que su vida se vea afectada por la conducta de otra persona y está obsesionada queriendo cambiar esa conducta. Por supuesto se quedará años en esa relación, sufriendo, que es el denominador del codependiente e inventando excusas para no salir de esa relación por el miedo a hacerse responsable de tu vida.

Existe la codependencia al trabajo, con los padres, amigas, hijos, con cualquier tipo de relación interpersonal.

El codependiente no puede poner límites porque realmente piensa que sin esa persona no puede vivir, se siente mutilada, tiene un conflicto enorme de identidad, en realidad carece de ella. La vida cobra sentido a través de la vida de la otra persona. Cuando eres traicionado o abandonado, te desmoronas y puedes caer en depresiones intensas donde podrás necesitar apoyo psicológico.

Cuando una persona es codependiente puede quedar atada a otro ya sea por amor u odio. ¿Qué es lo que sucede cuando terminas con una relación así? Tú autoestima queda totalmente dañada, sientes perdida, resentimiento y la última fase es el perdón.

¿Qué es el perdón?

El perdón es un acto de amor hacia uno mismo donde sueltas ese costal de piedras que te impiden caminar libremente. Es verdad que existe odio, resentimiento, coraje, sientes que la otra persona debe pagar por esa injusticia que realizó contigo. De alguna manera piensas que si lo perdonas eres débil, pero el perdón es algo que te servirá para vaciarte de todo el veneno interno.  El no perdonar es un veneno que tú te tomas creyendo que el otro va a morir y lo que realmente hace ese veneno es enfermarte de rencor, venganza y odio, causándote daño.

Existe una película que ejemplifica esto llamada “ojo por ojo”, en ella hay una escena donde una madre habla por teléfono con su hija, la cual cumplía años ese día y estaban organizando la fiesta. Yendo en el auto la madre empieza a escuchar los gritos de la hija, golpes, esto era porque la hija estaba siendo atacada por un vendedor de leche que termina matándola. La madre escucha todo por teléfono sin poder hacer nada. Desafortunadamente la ley no castiga a este señor, ante la impunidad la mujer intenta vengarse, encontrarlo y matarlo. En este proceso se obsesiona a tal grado que abandona a su esposo e hijo. Al final ella hace que el asesino la acose y agreda, en defensa propia lo mata. La reflexión de esta situación es observar como por su gran dolor, termina obsesionándose, afectando a tercero y acabando con su vida. ¿Valdrá la pena?

¿Cómo se consigue el perdón?

Lo primero que debes hacer es identificar cual es tu herida, como te sientes ante lo que viviste, que emociones hay enlazadas, si es tristeza, enojo, resentimiento, coraje, humillación. Por ejemplo, una situación típica sería la infidelidad, tú autoestima es dañada, tal vez asumas la responsabilidad y la acción del otro pensando ¿qué hice yo?  En este momento tienes que reconocer la herida que te causo la acción el otro y ponerle nombre.

Puede tener varias emociones, la inmediata es el enojo, pero dentro de ti se manifiesta una enorme tristeza porque hay una decepción. Tienes que encontrar la emoción auténtica, esa que está detrás de tu mecanismo de defensa.

Una vez que encontraste la verdadera emoción empezarás tú catarsis y soltarás, comenzará a haber preguntas como ¿Qué fue lo que causo en mí la acción de la otra persona? La respuesta que encuentres no será para justificar, más bien será la base para poder perdonar.

Cuando la herida este cicatrizada, renunciarás a la venganza, a los gestos ofensivos contra el otro y es entonces cuando comprenderás a tu ofensor. El perdón es una elección, es un proceso que no se realiza de un día para otro. Aprendes, maduras y creces, porque verás los efectos positivos de dejar de ser víctima y le darás un nuevo rumbo a tu vida. Abandonarás la atención al dolor y podrás decirte: estoy libre de resentimiento, decidido vivir sin dolor.

¿Quieres ser feliz un instante vengándote? Hazlo

¿Quieres tener paz y armonía para toda la vida? Perdona

El perdón se puede llevar acabo de diferentes maneras, hablando directamente con la persona expresando lo que sientes, puedes escribir una carta no importando si la lee o no, lo importante es sacar lo que tienes dentro. El proceso es interno y te servirá para crecer y no quedarte estancado.

Antes de perdonar al otro tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo. El desafío de este proceso será, aceptarte plenamente, dándote cuenta y responsabilizarte de lo que has permitido. Evidentemente el daño destruyo tu armonía interior, pero tú lo permitiste, tú eres responsable de tu vida.

En relaciones codependientes ambas partes son responsables, de alguna manera el otro tiene que ver contigo. No puedes vivir 20 años con una persona violenta, con alguien que te fue infiel sin hacer nada, no eres inocente, esto no es así…

El proceso del perdón es general para todo.

Este es un escrito de una mujer que estuvo en el campo de concentración de Ravensbrûck:

 «Oh Señor, no te acuerdes solamente de los hombres y mujeres de buena voluntad, sino también de los de mala voluntad. Pero no te acuerdes de todo el sufrimiento que nos han infligido; acuérdate de los frutos producidos en nosotros gracias a ese sufrimiento: nuestra confraternidad, nuestra lealtad, nuestra humildad, nuestro valor, nuestra generosidad, la magnanimidad que brotó de nuestro corazón a raíz de todo esto. Y cuando les llegue la hora del juicio, que todos los frutos que dimos constituyan el perdón».

La obra más grande de un ser humano es perdonar al enemigo, reconocer que somos imperfectos, que tenemos una sombra que nos lleva a actuar de manera equivocada. ¿Pero qué hay detrás de ello?

Hay gente que se lamenta por lo que recibe, pero, ¿Tú que sembraste? Lo que uno siembra cosecha.

¿Cómo te das cuenta que perdonaste?

Por tus emociones, podrás decir “ya no me importa” pero si percibes una arrogancia, soberbia, ¿realmente has perdonado? El termómetro esta dentro de ti, si cuando hablas de lo sucedido lo haces sin odio venganza o coraje, entonces habrás perdondado.

Perdonar, no significa restarle importancia a lo sucedido, ni tampoco darle la razón a quien te agredió. Es abandonar los pensamientos negativos que te causan dolor, es crear empatía con la otra persona; puedes perdonar, más no permitir que siga el maltrato o la traición.

Toma consciencia de la necesidad de perdonar, lo más destructivo que puedes hacer es guardar rencor puesto que el daño es para ti. Recuerda que con la vara que midas serás medido, muchas veces criticamos y juzgamos la vida de los demás, cuando tu vida sea un ejemplo podrás hablar de las demás… Se congruente con tu pensar, sentir y actuar y así encontrarás armonía y paz en tu vida, serás feliz.

Si piensas que estás vencido, lo estás.
Si piensas que no te atreves, no lo harás.
Si piensas que te gustaría ganar pero no puedes, no lo lograrás.
Si piensas que perderás, ya has perdido, porque en el mundo encontrarás que el éxito comienza con la voluntad del hombre.
Todo está en el estado mental.

Porque muchas carreras se han perdido antes de haberse corrido,
y muchos cobardes han fracasado, antes de haber su trabajo empezado.
Piensa en grande y tus hechos crecerán.
Piensa en pequeño y quedarás atrás.
Piensa que puedes y podrás.
Todo está en el estado mental.
Si piensas que estás aventajado, lo estás. Tienes que pensar bien para elevarte.

Tienes que estar seguro de ti mismo, antes de intentar ganar un premio.
La batalla de la vida no siempre la gana el hombre más fuerte, o el más ligero,
porque tarde o temprano, el hombre que gana, es aquél que cree poder hacerlo.

-Rudyard Kipling –

 

Enlace50

Una comunidad que celebra la plenitud y te enlaza con lo importante: salud, educación, trabajo, amigos, viajes, bienestar.

Agregar Comentario

Haz click aquí para publicar un comentario

Alianzas

Alianzas

enlace-footerr

Enlace 50 es una comunidad que celebra la vida y te enlaza con lo más importante en esta etapa de plenitud: salud, educación, trabajo, proyectos, amigos, viajes, medicina, pasiones, bienestar físico y emocional. Es un espacio de encuentros, reencuentros, respuestas y conexiones para aprovechar décadas de experiencia y marcar una diferencia en nuestro país. Te enlazamos con lo que te hace sentir bien en mente, cuerpo y alma. Contigo mismo. La edad es lo de menos, la actitud es esencial. Porque lo mejor de la vida empieza hoy. ¡Bienvenido! “Recuerda que nunca es tarde para perseguir tus pasiones y crearte la vida que quieres vivir”.

Tweets Recientes

Que fortuna ser parte de este movimiento creador de acciones y propuestas por expertos en el bienestar integral de las personas mayores de hoy y del futuro. Gracias Robinson Cuadros por el trabajo realizado en el Congreso Latinoamericano de Gerontología y Geriatría COMLAT 2023. pic.twitter.com/yfMFvMw7jX

Hace alrededor de un año del Twitter de Enlace50 vía Twitter for Android · responder · retuitear · favorito