Cuerpo

La hipertensión una enfermedad silenciosa

Una enfermedad que se hereda y que puede llevarnos a la muerte así no se trate adecuadamente. De todas las enfermedades que pueden afectar a la población, la hipertensión ocupa un rubro muy importante ya que hay un alto índice de personas que padecen de esta enfermedad, y aún no lo saben, pues la hipertensión a veces se presenta de manera asintomática.

Hasta los niños y jóvenes pueden desarrollar esta enfermedad por condiciones preexistentes.

Existen muchos factores para que esta enfermedad se presente, desde el ritmo de vida, los genes predispuestos a la misma, los hábitos alimenticios.

Pero, ¿cómo detectar la presión alta (Hipertensión)?

Es importante conocer los antecedentes de la familia, (padres y abuelos, hermanos), ya que de existir presencia de esta condición en el historial de nuestra familia, es casi seguro que uno también la desarrolle. Y por eso es importante estarse checando. Independientemente de la dieta o el estilo de vida, pues inclusive la gente delgada padece de la presión alta.

Por eso siempre se recomienda que se monitoreen cada que se pueda, sin importar la edad. Y es que aún no se sabe el rango de edad en que esta enfermedad pueda desarrollarse. Ya que al ser asintomática, esta condición puede pasar desapercibida, no es solo el dolor de cabeza, el zumbido en los oídos, ‘ver puntitos de colores’ o sentirse mareado.

En algunas ocasiones la pesantez en los hombros, la espalda, el dolor de cabeza o la migraña, son sinónimos de la presión alta, pero al creer que esta enfermedad solo le da a la gente mayor, se descarta y no se atiende adecuadamente.

El cansancio aún después del reposo, el sueño constante aún después de dormir ocho o más horas o la irritabilidad, se vuelven focos rojos de esta enfermedad.

La presión ideal sería 120/80 – 110/70 – 110/80.

Aunque algunos médicos creen que es normal el aumento de la presión conforme avanza la edad, esto no significa que la presión sea la correcta, y ese descuido por ese exceso de confianza ante un desconocimiento del nivel ideal de la presión puede llevar a accidentes cerebro-vasculares o desprendimiento de retina o cosas peores.

La presión se mide por dos valores, sistólica y diastólica, el primer valor, sistólica; debe de estar entre 120 o 130 y la diastólica no debe superar el 80.

El pasarse de estos valores ya enciende focos rojos con los cuales hay que tener cuidado aún sin los malestares.

¿Cómo saber si eres hipertenso?

El estrés, la falta de sueño o el insomnio, los sobresaltos repentinos, pueden afectar el resultado de las lecturas para diagnosticar esta enfermedad, es necesario monitorearse tres veces al día para tener los datos correctos sobre nuestra presión.

El uso de los aparatos es altamente recomendable, menos algunos que se ponen en la muñeca ya que las medidas pueden ser incorrectas o falsas.

Es necesario monitorear la presión tres veces al día, si el valor de la presión es alta tres veces consecutivas, se puede decir que uno padece hipertensión.

Si es que no se confía en las lecturas de los aparatos caseros, se puede realizar un monitoreo de 24 hrs. Mismo que es exacto en los valores que brinda.

Y también existen otros estudios para identificar a la hipertensión, algunos se realizan a los órganos, ya que se pueden dañar por la presencia de este enfermedad. Como en el riñón o los ojos.

Así que se recomienda que se realicen estos monitoreos desde el momento en el que uno descubra el antecedente de hipertensión en familiares.

La hipertensión no se cura, se controla.

El medicamento es importante pero no es garantía de control si el paciente no se cuida debidamente y por lo mismo es necesario estarse monitoreando los niveles de presión, acudir al médico, cardiólogo; pues las complicaciones son un riesgo muy importante, no por nada le llaman ‘la muerte silenciosa’.

También es necesario mencionar que la diabetes e hipertensión van de la mano, ya que el nivel alto de azúcar daña las arterias, en ambos casos.

Por tanto un paciente con diabetes debe visitar al cardiólogo al menos dos veces al año.

También se sugiere bajar la ingesta de sal, grasas, embutidos, nada en exceso y todo con una medida adecuada.

Hay que tomarse las cosas con calma, aún con hipertensión hay que recordar que se puede tener una buena calidad de vida, solo hay que cuidarse.

Emociones en la segunda mitad de la vida:

El desarrollo emocional no para, es necesario recordarlo.

Las emociones siempre van a estar presentes en nuestras vidas y es necesario una sana asimilación de las mismas, entenderlas y fluir en ellas.

El aprendizaje emocional brinda herramientas necesarias para afrontar retos que la vida nunca dejará de poner.

La angustia, la sensación de la falta de tiempo, los paradigmas existentes que se rompen en la segunda mitad de la vida, las limitaciones que se pueden llegar a sentir, todo estas características son normales, no hay que tenerles miedo. Hay esperanza.

Se puede salir adelante de todos estos ‘baches’ en la vida y encontrar nuevas formas de desarrollo y plenitud.

Hay que creerlo, porque es posible, porque es cierto.

Pero claro, es necesario trabajar por ello, esforzarse por salir de aquellos hoyos negros que se pueden crear por los diferentes eventos que pasen, la vida adulta no es sinónimo del final, porque aún hay muchas cosas a desarrollar.

El terreno de las emociones era desconocido, las mujeres eran encasilladas en ser seres emocionales y los hombres en ser seres estoicos que no deben expresarse emocionalmente.

Esto generaba un desconocimiento de las mismas o más bien, una ignorancia entorno a las mismas.

Pero gracias a un grupo de psicólogos que, a finales del siglo veinte se adentraron al estudio de las emociones, hoy podemos identificarlas, sentirlas sin miedo y sobre todo saber qué hacer con ellas, para que las emociones no nos revuelquen, sino que nos saquen adelante.

Saber qué son las emociones, saber cómo identificarlas, modularlas, sobre todo saber que las emociones son válidas y encontrar una forma de usar aquellas emociones a nuestro favor.

Para ser pleno en la edad adulta un elemento clave es la ‘generatividad’, término que fue desarrollado por el psicólogo Erik Erikson y significa dar lo que he recibido.

Esto es dar los mejores aspectos de uno a las generaciones pasadas y siguientes. No necesariamente en lo material, a veces dar una sonrisa, a veces es dar una buena palabra, el chiste es dar lo mejor de uno.

Nadie tiene el tiempo comprado pero se puede vivir de la mejor manera posible, siempre hacia adelante.

Enlace50

Una comunidad que celebra la plenitud y te enlaza con lo importante: salud, educación, trabajo, amigos, viajes, bienestar.

Agregar Comentario

Haz click aquí para publicar un comentario

Alianzas

Alianzas

enlace-footerr

Enlace 50 es una comunidad que celebra la vida y te enlaza con lo más importante en esta etapa de plenitud: salud, educación, trabajo, proyectos, amigos, viajes, medicina, pasiones, bienestar físico y emocional. Es un espacio de encuentros, reencuentros, respuestas y conexiones para aprovechar décadas de experiencia y marcar una diferencia en nuestro país. Te enlazamos con lo que te hace sentir bien en mente, cuerpo y alma. Contigo mismo. La edad es lo de menos, la actitud es esencial. Porque lo mejor de la vida empieza hoy. ¡Bienvenido! “Recuerda que nunca es tarde para perseguir tus pasiones y crearte la vida que quieres vivir”.

Tweets Recientes

Que fortuna ser parte de este movimiento creador de acciones y propuestas por expertos en el bienestar integral de las personas mayores de hoy y del futuro. Gracias Robinson Cuadros por el trabajo realizado en el Congreso Latinoamericano de Gerontología y Geriatría COMLAT 2023. pic.twitter.com/yfMFvMw7jX

El año pasado del Twitter de Enlace50 vía Twitter for Android · responder · retuitear · favorito