Alma

Sexualidad viva sin edad

Por: Abigail Sosa / Psicoterapeuta especialista en sexualidad

¿Qué es autoestima y qué no es autoestima?

Autoestima tiene que ver con el sentimiento de valoración que tenemos hacia nosotros mismos, de lo que merecemos, de lo que soy como persona. En la infancia es donde empezamos a construir el concepto de autoestima. Los primeros que empiezan a introducir esta seguridad, este valor, este querernos a nosotros mismos son nuestros padres, sin embargo muchas veces la forma de respaldar esta autoestima es es errónea, vamos resaltando y valorando cualidades que tienen que ver con cuestiones estéticas, con el tener.

Siempre decimos tienes que ser alguien en la vida y es como si yo nazco y no soy nadie en la vida, ya desde ahí vamos distorsionando este concepto de autoestima. Sumado a que en los medios, la sociedad, nos van dando conceptos erróneos. En el caso de las mujeres, en las niñas las cualidades que siempre son resaltadas es la belleza física y nuestro concepto va formándose a partir de eso. En el caso de los varones se van reforzando la virilidad, la hombría, la competitividad. Son características que se van reforzando y eso es lo que nos va generando la creencia de que valemos porque tenemos eso.

Autoestima tiene que ver con confianza, con seguridad, con asertividad, con poner poner límites, con valorarme como persona, por ser quién soy y no por lo que tengo, por lo que logro. Esos son refuerzos, que tienen que ver con satisfactores, con propósitos, etcétera. Yo puedo tener metas y conseguirlas y eso me va a hacer sentir bien, me va a dar satisfacción, pero no es lo que me va a hacer valer como persona.

Me preguntan y cómo sé si tengo autoestima o no y podemos hacernos preguntas:

  1. ¿Estoy satisfecho conmigo misma o conmigo mismo?
  2. ¿Cuándo algo me sale mal pienso que no valgo nada?
  3. ¿Creo que soy atractivo solo cuando estoy arreglado o uso ciertas cosas?

Estas pregunta son importantes, sobre todo en las mujeres. A las mujeres nos han enseñado que entre mejor nos veamos, entre más accesorios usemos, etcétera, nos vamos a ver mejor y nuestra valía depende de eso. Si lo ligamos con el envejecimiento y con el paso de los años, si mi autoestima, mi valor está sostenido en la imagen, en el cómo me veo, me voy para abajo porque voy viendo que hay cambios en mi cuerpo y en mi piel. Si me dicen que mal te ves o que vieja te empiezas a ver, si me sostenía de mi imagen me voy para abajo. No logro procesar la valía que yo tengo independientemente de cómo me veo.

Hay que observar cuáles son esos pensamientos que yo genero de mí mismo, sí me gusta cómo soy, si me gusta mi forma de ser. Hay personas que son muy autocríticas, muy crueles con ellas mismas. Una pregunta que hago en el consultorio es ¿Cuándo fue la última vez que te paraste desnuda/o frente al espejo? Y tu primer pensamiento no fue de crítica. Son muy pocas las mujeres que me dicen estoy contenta, estoy bien, acepto cómo va cambiando mi cuerpo, acepto que no tengo un cuerpo perfecto.

El tema de la sexualidad en esta etapa de la vida está muy ligado porque tiene que ver con el cuerpo, tiene que ver con mi concepto de mí mismo, la forma en la que yo me percibo. Cuando te vas a la recámara y cierras la puerta ¿qué sientes? ¿que solamente estás tú y tu pareja? ¿tú sola? Pues no estás entrando en esa habitación tu sola, están entrando todos tus miedos, están entrando esos aprendizajes que tuvimos a lo largo de la vida, todas esas restricciones, represiones religiosas, políticas, económicas. Por eso es importante hablar de la sexualidad, porque muchas veces no nos permitimos gozar, no nos permitimos tener un buen vínculo con nuestro cuerpo, sumado a cómo los voy interpretando de acuerdo a mi crianza, a mis miedos. Entran dos personas con unos baúles gigantes y además los que llevan casados mucho tiempo también entran con baúles.

Un día una pareja decidió casarse, tenían 70 años los dos, eran viudos y el padre que los casó les dijo: ustedes son como dos grandes ríos y se van a juntar en uno solo que va a tener aguas que se van a mover mucho porque vienen con herencia, vienen con sus familias, con sus nietos, esas aguas de esos dos grandes ríos van a tener un cause gigantesco que de repente se va a desbordar, eso es lo que al final somos las personas a esta edad y tiene muchas cosas buenas, mucha experiencia.

Hay una dimensión biológica que no podemos negar y es nuestro cuerpo que tiene que ver también con nuestro cerebro que tiene ciertas funciones, ciertas estructuras que son distintas en hombres y mujeres, no estoy diciendo que son determinantes pero sí son condicionantes porque nuestro cerebro siendo varón va a producir hormonas, siendo mujeres va a producir hormonas y eso va a impactar en nuestro comportamiento, en el libido, por eso cuando empezamos con cambios en la edad nuestras hormonas empiezan a cambiar y eso impacta en nuestro estado de ánimo.

Hay gente que dice no me imagino como dos personas mayores pueden tener sexo. Si limito mi concepto de sexualidad a tener coito, a tener penetración, pues claro que no no podemos ir más allá pero tenemos la zona erógena más grande, que es la piel y eso también tiene que ver con la sensualidad, con erotismo, vamos construyendo nuestro psicoerotismo a lo largo de la vida. Que el cuerpo cambie no es un impedimento para que las personas sigan disfrutando de esa actividad en la dimensión psicológica.

Cada vez me encuentro más con historias penosas en las que me dicen que fueron abusadas, tocadas, violentadas y eso está teniendo un impacto en su vida actual. Debemos entender que este tipo de cosas deja una cierta vulnerabilidad para ansiedad, para depresión y va a permear también mi relación de pareja, en mi relación con próximas personas.

Si mi vida sexual en pareja siempre ha sido mala, no ha sido placentera, no puedo esperar que en la vejez de la noche de la mañana surja este deseo y seamos ahora la pareja más sexy. En la viudez hay comportamientos que se quieren estereotipar o que se busca socialmente encasillar a una mujer viuda a que tiene que ser sufrida, abnegada, tiene que llorarle al marido por X tiempo, entonces por el hecho de introyectar todo eso a la mujer a veces le cuesta mucho trabajo pensar siquiera en poder volver a formar una pareja o volver a tener intimidad con otra persona y aquí estamos hablando de hombre o mujer.

Vamos a ver a la sexualidad o el erotismo como recurso para el bienestar y no necesariamente es con una pareja. En nosotros esta dimensión sexual tiene beneficios físicos, psicológicos, emocionales y mucha gente me dice pero si yo ya estoy mayor, ya quedé viuda, no tengo pareja. No quiere decir que estás condenada a ser infeliz y a no tener una sensación de bienestar. Es una dimensión en donde cada vez más hombres y mujeres de cierta edad se están haciendo responsables de lo que nos pertenece a nosotras mismas y a nosotros mismos, quiere decir que aún cuando yo no tenga pareja puedo proporcionarme ese placer a mí mismo, ese cariño a mí mismo.  Aquí es a donde a muchas mujeres mayores les cuesta trabajo porque lo relacionan con la religión, de las cosas que nos prohibían era tocarnos, sentir rico. Cuando empezamos a darnos cuenta de todo eso, a tomar conciencia, sabemos que podemos tener un buen vínculo con el cuerpo y puedo buscar la manera de sentirme bien.

En pareja es distinto, tenemos el contacto con otra persona, la sensación de cariño, la sensación de bienestar de estar con alguien más. A todos nos gusta sentirnos deseados, queridos, amados, respetados.

Es importante que en esta reconstrucción de mi sexualidad, de mi placer, haya elementos respeto, consenso y dignidad. Sucede muchas veces en las parejas que ya tienen muchos años que uno quiere seguir teniendo intimidad, relaciones y el otro muchas veces ya no y se ven forzados, ahí otra vez caemos en un un abuso hacia la otra persona. Deben hablar, comunicarse y trabajar en pareja.

Los 50 años es algo muy simbólico, empiezan a haber muchos cambios y en muchos casos aparece la menopausia. Hay muchas mujeres solas o que ya no están en pareja que de pronto deciden empezar a tener contacto con más hombres o con más mujeres y cambian muchas veces de pareja, sucede que si yo vengo con una formación en donde pensaba que lo más peligroso que me podía pasar al tener relaciones era embarazarme al momento que desaparece ese peligro, empiezo a tener relaciones sin cuidarme, sin tomar en cuenta que siguen estando las enfermedades de transmisión sexual. Seamos responsables, estemos a cargo de la salud, eso tiene que ver con una buena autoestima. Hay que informarnos, preguntar cómo me puedo cuidar, cómo puedo prevenir enfermedades, más ahora que las personas seguimos activas, productivas y saludables, estamos frente a una nueva longevidad, si tenemos 60 años podemos tener 30 por delante y a la mejor ya viudos o divorciados y queremos conocer nuevas parejas.

Surgieron muchas aplicaciones para conocer a personas mayores de 50 años, en donde las personas podían compartir afinidades, intereses, hablaban de los mismos temas, de las mismas preocupaciones, etcétera y este uso empezó a aumentar cada vez más en personas de 50, 60, hasta 65 años, pero porque las personas mayores digamos 70, 8o años muchas veces no tienen acceso a una smartphone o a una computadora. El papel de la tecnología ha sido impresionante porque ha permitido que las personas mayores puedan generar vínculos distintos y no nada más para hacer amistad, también para la conquista. Hay dinámicas de tener una pareja al otro lado del mundo y estar sexteando, que en las personas mayores está cada vez generando más interés y curiosidad, esto es el hecho de mandar textos con un contenido sexual, incluso con fotografías. Hay sex shops online para las personas que les da pena irse a meter a una tienda. Desde casa puedo puedo entrar a la galería y ver que hay muchos juguetes que pueden ayudarme a procurarme esa sensación de placer y de bienestar. Hay que romper con muchos estigmas. Estos juguetes pueden beneficiar mucho la dinámica de pareja, la parte individual también, son accesorios que vienen a ayudarme a darle un nuevo sabor a la intimidad. También es importante la autoexploración, yo no puedo hacer responsable al otro de mi placer, de lo que me satisface si yo no me conozco, si no sé qué es lo que me gusta. Abramos nuestras mentes, seamos flexibles, escuchemos cosas nuevas.

Vamos a dialogar e informarnos, cuando estén en pareja háblenlo, no tengan vergüenza de comentar sobre estos cambios. Hará una gran diferencia en cómo pueden vivir esta etapa de la vida.

IG:abiga.sosa

 

 

Enlace50 MVS Radioq

Agregar Comentario

Haz click aquí para publicar un comentario

Alianzas

Alianzas

enlace-footerr

Enlace 50 es una comunidad que celebra la vida y te enlaza con lo más importante en esta etapa de plenitud: salud, educación, trabajo, proyectos, amigos, viajes, medicina, pasiones, bienestar físico y emocional. Es un espacio de encuentros, reencuentros, respuestas y conexiones para aprovechar décadas de experiencia y marcar una diferencia en nuestro país. Te enlazamos con lo que te hace sentir bien en mente, cuerpo y alma. Contigo mismo. La edad es lo de menos, la actitud es esencial. Porque lo mejor de la vida empieza hoy. ¡Bienvenido! “Recuerda que nunca es tarde para perseguir tus pasiones y crearte la vida que quieres vivir”.

Tweets Recientes

Que fortuna ser parte de este movimiento creador de acciones y propuestas por expertos en el bienestar integral de las personas mayores de hoy y del futuro. Gracias Robinson Cuadros por el trabajo realizado en el Congreso Latinoamericano de Gerontología y Geriatría COMLAT 2023. pic.twitter.com/yfMFvMw7jX

El año pasado del Twitter de Enlace50 vía Twitter for Android · responder · retuitear · favorito