Alma

Una puerta hacia la luz

Por: Jocelyn Arellano

Especialista en el tema del proceso evolutivo del alma y la vida después de la muerte Jocelyn Arellano nos habla de su libro Una puerta hacia la luz, que escribió mano a mano con la Médium Carmen de Sayve.

Este libro es una recopilación de casos que hemos trabajado con almas que están del otro lado y que nos cuentan a través de la mediumnidad  de Carmen sus experiencias con lo que se encuentran cuando salen del cuerpo.

Mediumnidad de Carmen significa que tiene la capacidad de recibir mensajes de aquellos que se encuentran en otros planos de conciencia, recibe telepáticamente mensajes de personas que ya murieron, que trascendieron. La comunicación que viene a través de Carmen es con almas que han dejado el plano físico, que se encuentran en distintos niveles del mundo astral o del mundo espiritual. Con almas que ya no vuelven a encarnar y que están en dimensiones superiores, a quienes llamamos guías o maestros o seres de Luz

Cuál es la tercera dimensión

La tercera dimensión es el plano en el que nos encontramos todos los que estamos aquí en la tierra. La tierra es un planeta de tercera dimensión porque es un planeta que se rige por el tiempo y el espacio, en el que experimentamos la dualidad o la polaridad. Aquí venimos a vivir lo opuesto de lo que somos, es decir vivimos la alegría y la tristeza, la confianza y la desconfianza, el amor y el miedo, lo bueno y lo malo, lo que nos gusta y lo que no nos gusta, el calor el frío. Es un planeta diseñado para que exista tiempo y espacio porque sin tiempo y espacio no podríamos experimentar la polaridad. La separación es otra cosa que experimentamos en un planeta de tercera dimensión, yo me siento que soy yo y tú eres tú, estamos separadas de todos y de lo que nos rodea, eso es la la sensación de espacio en la que vivimos. El tiempo nos hace pensar que de aquí a ir al otro cuarto de donde estamos hay que recorrer un tiempo para llegar al otro lugar.

¿Por qué tu fascinación y pasión de tantos años en el tema de la vida después de la muerte?

Mi fascinación en particular tiene que ver con que para mi siempre ha sido importante entender qué somos, qué estamos haciendo aquí y hacia dónde vamos. Si te cuestionas qué somos tarde o temprano vas a tener que toparte con la muerte. Si entras en cualquier tipo de camino de autoconocimiento te vas a ir dando cuenta que somos mucho más que un cuerpo físico y esto es muy interesante porque parte del reto de vivir en la tierra es que este espíritu divino que somos, esta chispa divina que somos a imagen y semejanza de Dios, que venimos de la fuente de vida a la que llamamos Dios, se tiene que recubrir primero de un alma y a su vez de un cuerpo físico para poder tener experiencias en la tierra. Yo me creo que soy este cuerpo, tú eres otro cuerpo que piensa y que siente, es con lo que nos identificamos todos y ahí viene el problema, si nunca en nuestras vidas cuestionamos qué más somos, qué más hay, siempre nos vamos a quedar con la limitación de creer que soy esta persona que funciona separado de los demás, creyéndome autónoma y nunca cuestionando mi verdadero origen, que soy mucho más que este cuerpo que piensa y siente.

Cuando empiezo con algún tipo de práctica espiritual como la meditación o prácticas de autoconocimiento, puedo empezar a entrar en contacto con un espacio más amplio en mí que va más allá de mis pensamientos y emociones, un espacio de quietud que contiene todo lo que sucede, esto se tiene que ir practicando. Es importante ir entendiendo en vida que no solo somos el cuerpo porque cuando llega la muerte, si estoy basada totalmente en el cuerpo la muerte se presenta como algo apanicante, como lo es para la mayoría de las personas. Pero si sabemos que la vida física es solo un aspecto del recorrido evolutivo de mi alma, cuando llegue la muerte simplemente es una etapa que finaliza y tengo que continuar mi recorrido en otras dimensiones y en esas otras dimensiones donde están nuestros seres queridos que ya han partido no se necesita un cuerpo físico. Para mí ha tenido que ver con un querer entender más profundamente quiénes somos y a dónde vamos.

El libro empieza diciendo que la muerte no existe, ya no tengo cuerpo sin embargo estoy vivo. ¿Qué pasa inmediatamente, a dónde pasamos?

Nosotros cuando salimos del cuerpo, lo normal sería como hemos oído muchas veces llegar a una dimensión donde aparentemente se llega a una luz, que es la mejor forma de describirlo pero no tiene nada que ver con la luz del sol, donde uno experimenta un amor indescriptible y donde lo más probable es que te encuentres con seres queridos que ya han partido y otros seres que llamamos guías que te están esperando para ayudarte a hacer este tránsito entre la vida física y el mundo espiritual, porque lo que nos espera es absolutamente maravilloso, un amor indescriptible que es nuestra verdadera esencia. Vamos a más de lo que somos, al perder el cuerpo físico entramos en contacto con más de este amor que somos. El libro tiene muchísimos casos de muchísimas almas que al salir del cuerpo no tienen paz suficiente, no se entregan, no se sueltan, tienen miedo, no saben cómo fluir y entonces ese tránsito hacia lo que llamaríamos el cielo, a esa luz maravillosa, se puede dificultar. Es muy interesante leer los casos de esas almas porque fuimos recopilando las distintas razones por las cuales no veríamos la luz de inmediato y eso sería por ejemplo por los apegos. Cuando nosotros no nos queremos ir porque estamos fuertemente apegado apegados a nuestros bienes materiales, a nuestras cosas, a nuestras casas o a lo que tengamos, o podemos estar apegados a seres queridos y la gente diría pero cómo no voy a estar apegado a mis seres queridos, no quiere decir que no quieres a los seres queridos que estás dejando momentáneamente, no dejas a nadie para siempre, todos nos volveremos a encontrar del otro lado, volveremos a nuestro verdadero hogar que es el mundo espiritual, pero cuando estoy aquí y no me quiero ir porque no quiero dejar a mis seres queridos porque me creo indispensable, porque me da miedo, inseguridad, eso no es amor, ese tipo de apego controlador tiene que ver apegos de ego. No soltar es lo que hace que salga de mi cuerpo pero no veo la luz de inmediato porque mi atención, mis pensamientos siguen en ti que te quedas aquí, en lo que estoy dejando aquí. Apegos materiales, emocionales, de poder, de resentimientos, no aceptar lo que está pasando, no aceptarme como soy, no tener miedo al castigo, culpas, no haber arreglado las cosas, creer que otros no me han perdonado, en fin, todo aquello que nos atore mentalmente y que hace que siga yo pensando en lo que estoy dejando me va a impedir ver la luz de inmediato porque cuando yo salga del cuerpo voy a estar en donde están mis pensamientos.

Tanto en la vida como en la muerte estamos donde está nuestra atención, si mi atención sigue puesta en lo que dejé, aunque del otro lado estén mis seres queridos esperándome, un amor indescriptible, como toda mi atención está aquí, no lo veo porque mi frecuencia sigue puesta en la tierra. El libro está lleno de ejemplos de los distintos posibles escenarios tanto de muertes como de estados mentales y emocionales, si mueres por accidente automovilístico, si mueres por asesinato, por suicidio, por una enfermedad larga, o por una muerte repentina.

¿Cómo podemos ayudar a las personas que se han ido?

Precisamente por eso existen los rezos y los rituales por las personas que se van, todos rezamos por ellos. Como la mayoría de nosotros puede ser que sigamos fuertemente apegados a algo del plano físico, por ejemplo si te mueres repentinamente porque saliste de tu casa caminaste diez metros y te atropelló un coche, por supuesto que no ibas a estar preparado, los rezos son palabras de amor, el Ave María, el Padre Nuestro, cualquier otra oración, pensamientos de amor como: pide ver la luz ,que la luz se haga en ti, confía, déjate llevar, te espera una vida maravillosa. Te concentras en palabras como paz, luz, amor, Dios, todas estas palabras no en el plano físico son como burbujas o chisguetes de luz que les estamos enviando y que los ayudan a desapegarse de la densidad de sus pensamientos. Por eso cuando vayamos a una misa por un difunto no estemos distraídos pensando en la vida que llevó la persona, lo más importante en ese momento es pensar en que se acaba de ir, imagínatelo rodeado en luz y mándale paz, amor, es como si estuvieras mandándole chisguetes de luz que lo ayuda a elevarse a despegarse de esa densidad, por eso es tan importante.

Es verdad que en los rezos te van a ayudar a despegarte y probablemente llegues a la luz pero si tus pensamientos antes de morir o en el momento de morir siguen siendo muy densos, de mucho miedo, culpa, miedo al castigo, falta de aceptación de por qué está pasando esto, de coraje, odio, resentimiento con algo o alguien, los rezos sirven pero hasta cierto punto. Tú mismo tienes que desear ver esa luz y pedirla para salir de tu atolladero. Por eso es importante en vida empezar a entender más para saber lo que tienes que hacer y saber que la muerte no existe, que la vida continúa. Lo único que muere por así decirlo es el cuerpo físico y también otro de nuestros cuerpos, que es el cuerpo etérico, es decir, solo perdemos las mínimas capas de lo que somos. Empezar a entender que continúa el cuerpo emocional, el cuerpo mental, los cuerpos superiores. No tengamos miedo porque no somos el cuerpo, es un vestido por un rato para vivir experiencias aquí, para para crecer, entender quiénes somos y la maravilla que nos espera.

¿Cómo escuchan a los maestros  que las guían, cómo logran tener contacto?

Carmen siente algo, a veces lo siento yo, estoy segura que muchísimos de ustedes sienten, mucha gente dice: siento a mi abuelita, siento a mi papá, a mi hermano o a lo mejor no son seres muy allegados pero entras en una casa y sientes una presencia, son almas que se han ido del plano físico pero que siguen todavía aquí. El  primer paso es sentir que hay alguien, es el caso nuestro. Cuando trabajamos juntas lo primero que hacemos es meditar, aquietarnos mentalmente, cerrar los ojos, pedimos ayuda, que la luz nos guíe, que este contacto sirva solamente para ayudar a un alma que necesita ir a la luz, que esto sea un intercambio de luz, rezamos para que no estemos atrayendo nada negativo, que este intercambio sea para el mejor bien de todos, nos quedamos en silencio y Carmen inmediatamente telepáticamente empieza a oír las palabras y comienza a escribir palabra por palabra en un papel, se van haciendo frases y se van haciendo párrafos. Yo estoy rezando en silencio, internamente digo que la luz se haga en ti, que la luz se haga en ti, o también me es fácil visualizar luz alrededor de esta alma. Empezamos a leer lo que ella tiene en el cuaderno, lo que ha escrito. Entonces casi siempre empiezan con: me dijeron que aquí hay alguien que me puede escuchar, cuando dicen: me dijeron que aquí hay alguien me puede escuchar es porque los seres queridos y guías que están del otro lado ven que el alma que vienen a ayudar, su ser querido no escucha, no los ve porque su atención está puesta en lo que dejó. Enotnces los que le están guiando le dicen acércate a estas personas que te pueden escuchar y Carmen al escucharlos y ellos darse claramente cuenta de que los escucha, le dicen por lo regular: no sé cómo me escuchas pero por favor ayúdame, yo me encuentro en un lugar oscuro y frío y no sé qué estoy haciendo aquí, yo esperaba un cielo o un purgatorio o esperaba un infierno. Otros dicen: yo pensaba que todo se acababa y ahora me doy cuenta que sigo vivo. Entonces se les explica que efectivamente sigue vivo, también te das cuenta que los que están aquí no te ven… Sí también me doy cuenta de eso… Eso ya es un avance. Cuando les decimos: te espera el cielo… Dicen: Aquí no hay ningún cielo, ustedes no tienen idea, no sé por qué nos mandaron con ustedes, aquí solo es frío y oscuridad. Hemos ido entendiendo que el frío y la oscuridad tiene que ver con la densidad de sus pensamientos.

Muchas veces Carmen se comunica no nada más con almas que están recién desencarnadas o desencarnadas desde hace mucho tiempo. Desencarnadas quiere decir que ya no estás encarnado en carne y hueso, desencarnado sigues vivo pero no estás encarnado en una persona, en un cuerpo.

Muchas veces la comunicación no es con almas desencarnadas sino con lo que llamamos maestros, que son también almas que ya no encarnan que ya están en un proceso más elevado, en su proceso evolutivo están en niveles de conciencia o dimensiones más altas y que nos explican por qué estamos en la tierra, cuál es el reto en la tierra. El proceso evolutivo de la tercera dimensión implica vidas y muertes y por decir muertes-vidas en el mundo astral, porque el mundo astral es solo la dimensión espiritual que le corresponde a la tierra. También nos explican lo que sucede en cuarta dimensión, quinta dimensión, sexta, séptima, nos explican más del panorama completo hasta donde nosotros podemos entender. Esto sigue siendo un gran misterio, nos dan un poco de perlas de sabiduría pero sigue siendo misterio.

Una de las cosas más importantes que he descubierto gracias a todos estos estudios, gracias a poder aprender con Carmen y a todo lo que personalmente yo he ido aprendiendo a través de estos últimos treinta años es que hablando de amor, del amor Incondicional que somos en esencia y que lo más padre de esta faceta nuestra que no acabamos todavía de captar pero que yo espero que captemos más todos como conjunto humanitario y que tiene que ver con el cambio de conciencia social en el que estamos, es que el amor incondicional que somos lo Incluye todo. Incluye la aceptación incondicional de cómo somos nosotros, tal cual somos al día de hoy con todos nuestros defectos, nuestros dones, la aceptación incondicional de todos nuestros seres queridos con todos sus defectos y sus dones, la aceptación incondicional de la vida. Se me hace fascinante porque es cómo vamos caminando en esa aceptación que empieza con nosotros mismos. Aceptar mis defectos mis bajones, miedos, inseguridades, el ser compasiva con todo el proceso porque cuando lleguemos del otro lado nadie nos va a juzgar, nadie nos va a castigar, no existe ni castigo ni juicio y lo único que va a importar es cuánto amor que somos hemos practicado en vida, que no quiere decir qué tan buenos hemos sido, sino cuánto he podido aceptar mis propias oscuridades, aceptar las oscuridades de los demás, aceptar las oscuridades de la vida como se presenta, aceptar todo lo que no me gusta.

youtube.com/@JocelynArellano

 

 

 

 

 

Enlace50 MVS Radioq

Agregar Comentario

Haz click aquí para publicar un comentario

Alianzas

Alianzas

enlace-footerr

Enlace 50 es una comunidad que celebra la vida y te enlaza con lo más importante en esta etapa de plenitud: salud, educación, trabajo, proyectos, amigos, viajes, medicina, pasiones, bienestar físico y emocional. Es un espacio de encuentros, reencuentros, respuestas y conexiones para aprovechar décadas de experiencia y marcar una diferencia en nuestro país. Te enlazamos con lo que te hace sentir bien en mente, cuerpo y alma. Contigo mismo. La edad es lo de menos, la actitud es esencial. Porque lo mejor de la vida empieza hoy. ¡Bienvenido! “Recuerda que nunca es tarde para perseguir tus pasiones y crearte la vida que quieres vivir”.

Tweets Recientes

Que fortuna ser parte de este movimiento creador de acciones y propuestas por expertos en el bienestar integral de las personas mayores de hoy y del futuro. Gracias Robinson Cuadros por el trabajo realizado en el Congreso Latinoamericano de Gerontología y Geriatría COMLAT 2023. pic.twitter.com/yfMFvMw7jX

El año pasado del Twitter de Enlace50 vía Twitter for Android · responder · retuitear · favorito