Alma

Una vida contando historias

Por: Marcela Fuentes-Berain, escritora, maestra, poeta, guionista y autora del libreto de la Ópera Florencia en el Amazonas

¿Qué te han enseñado los años?

Muchas cosas. Tengo una amiga que tiene casi 80 y me dice que hay que aprovechar lo que tenemos ahora, en comparación con lo que teníamos antes. Si yo hubiera sabido a los 20 lo que ahora sé y no estoy hablando solo del conocimiento teórico o del conocimiento empírico, estoy hablando de la experiencia.

Envejecer nos lleva a lugares muy incómodos lo tengo que decir y tú haces un gran trabajo respecto a la concientización de que no es solo esa incomodidad, ahorita estamos refrescando que sí me gusta tener esta edad pero también te digo que extraño muchísimo mi juventud, creo que el trabajo que tú estás haciendo de borrar los grandes abismos generacionales es muy importante.

Envejecer se trata de convertir las experiencias en experiencia.

Soy una persona muy afortunada, creo que la vida me ha dado bendiciones, en mi infancia a pesar de que hubo dificultades y problemas sobre todo de salud de mi padre, crecí con una mamá muy echada para adelante. Mi padre era un ser excepcional. Mi madre era muy abierta, muy moderna, liberal, era hija de un dramaturgo, mi abuelo fue escritor de carpa, él trabajaba con Joaquín Pardavé y con Roberto Soto.

Provengo de una familia en donde decir yo voy a ser escritor no causaba ningún problema, a muchas de mis amigas y de mis alumnas les dicen: te vas a morir de hambre y a lo mejor no te mueres de hambre porque estás haciendo lo que te gusta hacer y eso lo transmites a tu público, tenemos que gozar lo que estamos haciendo, tenemos que amar nuestras tareas, demos sentido a nuestro trabajo de ser mejores seres humanos.

Has sido maestra de muchísimas personas, has escrito infinidad de guiones. cuéntanos un poco más.

Me encanta la docencia, los ejes fundamentales en mi quehacer son la docencia y la escritura. La escritura puede ser un don o puede ser un talento que se desarrolla, hay mucha gente que puede escribir y que nunca va a desarrollar ese talento. Yo empecé queriendo ser músico, quería ser concertista de piano pero no tenía talento para eso. Mi maestra de piano un día me dijo Marcelita dicen que escribes muy bien, es decir bye que te vaya bien, curiosamente la vida me da un hijo que es músico. Hace mucha música para cine.

Estamos con la emoción a flor de piel, a veces es muy difícil transitar por un mundo ciertamente frío y cada vez tendiendo más hacia la despersonalización, hacia el individualismo. Las emociones son lo que nos dota de identidad, lo que nos va a dar la libertad finalmente de poder decir esta soy yo, qué puedo hacer por ti en un sentido de comunidad. Lo único que nos va a salvar es el trabajo comunitario, el trabajo colectivo, en la pandemia lo vimos. Escribir ha sido lo que me ha salvado del individualismo, mi trabajo es de soledad, lo desarrollo solita pero comparto con los demás. Mi trabajo es colectivo tanto en el cine como en la ópera, como en el teatro, y cuando escribo poemas igual hacemos las lecturas. Este ejercicio no es para un cajón, es para tener una relación con los demás.

Mi maestro García Márquez decía: yo escribo para que mis amigos me quieran más.

Cuéntanos de tu relación con García Márquez .

Somos una familia en donde la tradición oral es muy importante y con mi mamá aprendí a hablar bien, a tratar de no decir tonterías, aprendí ortografía, gramática, todo eso era algo básico para nuestra formación. Mi mamá empieza en la radionovela, ella le propone al ejecutivo de la empresa que pasen de la radionovela a la telenovela. Empiezan a hacer radionovelas filmadas que hasta ahora es una industria muy grande que da paso a las plataformas, a las series, todo lo que necesitamos de narrativa porque el ser humano a diferencia de otros animales necesita esa narración.

Volviendo a mi maestro, cuando empieza 100 años de soledad, todo el mundo se acuerda del Coronel Aureliano Buendía, él dice que el mundo era tan nuevo que las cosas todavía no tenían nombre y había que señalarlas, creo que señalar es escoger estas palabras para nombrar nuestra experiencia, nos dota de mucho de sentido, habla mucho del aquí y el ahora. Antes no lo sabíamos, cuando estábamos más chicos creíamos que había una eternidad inexistente y creo que estaría muy rico que que los niños empezaran a tener un entrenamiento del aquí y el ahora.

Yo vengo de familia de literatos y de escritores y en un momento dado entro a trabajar con mi maestro Hugo Argüelles, entro a las clases y conozco una amiga colombiana que me lleva a los estudios Churubusco donde está Eliseo Alberto, él es un escritor que trajo el premio Alfaguara con su novela Caracol Beach. Estamos en un taller y entra García Márquez con su presencia avasallante y nos empieza a preguntar a todos qué hacemos, a qué nos dedicamos, y yo digo desafiante: – yo hago telenovelas, – Telenovelas, pero de las buenas o de las malas, – Maestro de las super buenas. Allí le caigo bien. Me llama su secretario unos días después para decirme que estoy invitada a su taller en Cuba, el taller se llama Cómo contar un cuento, pero yo tengo a mi bebé chiquito y sin ayuda, le dije: le agradezco pero dígale al maestro que en otra ocasión y de pronto pienso que estoy haciendo, pasan dos horas y digo bueno, sobrevivirá mi bebé y es mucho mejor que mi hijo vea una madre feliz y realizada. Me fui a Cuba al taller y después él me hizo el honor de nombrarme su asistente, superé la etapa estudiante y me ascendieron de puesto. Habitaba el edificio de los profesores. Era maravillosa esa escuela, sigue siéndolo, pero en aquellos tiempos era más porque era gratuito. Para mí fue un regalo de la vida estar en Cuba con todos los latinoamericanos. Aprendimos a sacar adelante las cosas y a ver mucho cine. Allí empiezo a interesarme en específico en el guión, en la literatura, nunca ha sido interés mío dirigir, ni actuar pero sí escribir.

Estar frente a García Márquez creando era una experiencia única. Considero que he conocido pocos genios en la vida y él era un genio. Era un gran melómano, un conocedor de la música clásica, no presumía porque por fortuna no tenía la arrogancia como signo de carácter.

Él era muy aunado a la cultura popular, era una persona culta y le importaba mucho que lo entendieran los lectores.

¿Cómo surge Florencia en el Amazonas?

Fueron tres compañías, fue Houston, Los Ángeles y fue Seattle que buscan a Daniel Catán el gran músico mexicano que está influido por Puccini, por Verdi, que tiene una obra operística muy importante. Le encargan que haga algo con García Márquez pero para eso necesitaba que estuviera de acuerdo el maestro. Era muy simpático y me dice: – oye Marcelita es que sabes, me hacen unos homenajes muy feos y le digo: – maestro yo estoy de acuerdo, – yo quiero que me hagan uno bonito. – Sí maestro tiene usted toda la razón, – pues vamos a hacer esta ópera que me están proponiendo, pero la tienes que escribir tú y quiero que estés detrás de esto.

Fue muy interesante porque no nos iban a dejar usar por derecho de autor nada de la obra. Entonces cuando dicen es que estos son personajes del amor en los tiempos del cólera, yo digo, queridos vayan a leerla no hay un solo personaje del amor en los tiempos del cólera. Son personajes que nacieron de mi cabecita basados en lo que a mí me fascina de la obra de García Márquez. Él tiene una relación amor y muerte porque no podemos olvidar que el gran maestro de García Márquez era Juan Rulfo. García Márquez memorizo Pedro Páramo, memorizo El llano en llamas y te lo recitaba. Esta convivencia del amor y la muerte está en toda su obra y es en lo que yo me baso para crear Florencia en la Amazonas. Yo quería que fuera una obra corta, para recuperar público joven. Es una obra complicada en el significado pero sencilla en la presentación. Es la ópera mexicana más representada en el mundo.

Pónganse a escribir, avientense, hay una parte terapéutica en la escritura. Tenemos mucho que decir, México es un país tan grande, con tantas historias, con tanta narrativa, escriban para podamos leernos unos a otros y así gozar de las experiencias y aprender de los demás.

Enlace50 MVS Radioq

Agregar Comentario

Haz click aquí para publicar un comentario

Alianzas

Alianzas

enlace-footerr

Enlace 50 es una comunidad que celebra la vida y te enlaza con lo más importante en esta etapa de plenitud: salud, educación, trabajo, proyectos, amigos, viajes, medicina, pasiones, bienestar físico y emocional. Es un espacio de encuentros, reencuentros, respuestas y conexiones para aprovechar décadas de experiencia y marcar una diferencia en nuestro país. Te enlazamos con lo que te hace sentir bien en mente, cuerpo y alma. Contigo mismo. La edad es lo de menos, la actitud es esencial. Porque lo mejor de la vida empieza hoy. ¡Bienvenido! “Recuerda que nunca es tarde para perseguir tus pasiones y crearte la vida que quieres vivir”.

Tweets Recientes

Que fortuna ser parte de este movimiento creador de acciones y propuestas por expertos en el bienestar integral de las personas mayores de hoy y del futuro. Gracias Robinson Cuadros por el trabajo realizado en el Congreso Latinoamericano de Gerontología y Geriatría COMLAT 2023. pic.twitter.com/yfMFvMw7jX

El año pasado del Twitter de Enlace50 vía Twitter for Android · responder · retuitear · favorito